By oscarj

La ciudad de las calles sin nombre

Visitar Caracas puede ser un reto para quien no la conoce, en especial si al visitante le toca encontrar una dirección. El centro de la ciudad curiosamente carece de nombres en sus calles, ese privilegio lo poseen más bien sus esquinas y las avenidas principales. No es una característica de toda la ciudad, se trata…

Ver más
By oscarj

Vigo y Pontevedra (Parte I)

Hoy, mientras estamos preparando nuevas historias que contar sobre los últimos días (o semanas), nos deleitamos con el paseo por Galicia de la mano de Silmar, a quien admiro inmensamente cuando me invita a leer un nuevo texto de su puño y letra. En esta ocasión, nos vamos de viaje literario hasta Vigo y Pontevedra,…

Ver más
By Samantha

Nueva York, una visita exprés

Me gustan los días familiares en los que cruzas el charco desde Europa para visitar a la familia que decidió vivir en el estado de Nueva York; mejor aún es que puedes llegarte a la gran ciudad relativamente rápido y destinar uno o más días para la visita; pero mejor aún es la cara de…

Ver más
By oscarj

Tíntagel: Tras los pasos del Rey Arturo

Este artículo forma parte de la serie Viajes de Leyenda Pasábamos unos días en Newton Abbot, en la casa de unos buenos y viejos amigos cuando decidimos que, ya que estábamos al sur de Inglaterra, sería interesante visitar algunos de los lugares icónicos de la leyenda del Rey Arturo. Muy cerca de la región de…

Ver más
By oscarj

Expo Sevilla 29

El viernes sufrí una gran decepción, ver los restos de Expo Sevilla 92. El sábado, esperando una reivindicación, nos fuimos al otro lado de la ciudad, al lugar en el que hace 84 años se celebró la importantísima Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929. Fué un paseo grato y estimulante.

Ver más
By Samantha

Pascua griega en Creta

Hoy veo caer la nieve desde la ventana de casa en Kingston, New York, mientras las familias esperan por celebrar la Pascua con diversas actividades, una de ellas mi favorita: Los niños en la búsqueda de los fulanos huevos en los jardines. Pero mientras espero a la celebración, de este lado del atlántico, recuerdo que…

Ver más